Calavera literaria largas

Calavera literaria largas1Algunos niños de segundo
Le lloran sin parar
Pues ahora ya no tienen
Quien los enseñe a multiplicar
Pero otros de segundo
Muy alegres se pusieron
Pues ya ni hay quien los regañe y
Hasta un reventón hicieron.