Calavera literarias chistosa

Niños mandadosos ya dejen de jugar
Que la muerte ya viene y a nadie va perdonar
Primero se llevara al que corre más despacio
Y después al más chaparrito.

El 1 de noviembre no tarda en llegar
Los fieles difuntos no deben de tardar
Bocadillos e incienso están por adornar
Esta noche los difuntitos llegaran.