Calavera literarias dedicada

Calavera literarias dedicada1Tras mucho tiempo de vagar por las calles
La muerte se detuvo a reflexionar
Que cuando era joven conoció a alguien muy especial
Que se llama Rodrigo y trabaja en una farmacia de similar
No se esperó para volverlo a llamar y decirle que nunca lo dejo de amar.

Autor. Alejandro García Sánchez