Calavera literarias graciosa

Muy ansiosa la falca andaba
Por los salones de tercero la condenada
Ya se quería llevar a los alumnos
De un susto por montoneros
Los alumnos no se dejaron y se fueron con el decano
Para ver si así aprende la flaca que aquí en la escuela
Ya no es bienvenida.
La flaca con un tono muy burlista dijo:
¿A mi no me engañan me tienen miedo hasta los dientes les truenan!