Calaveritas divertidas

Calavera literarias de politico1Edgar Ruben

Andaba Edgar insultando a todo mundo
Por teléfono, radio y voceo
Hasta que le llego la muerteEspantándolo re feo.
Grandote, pelón y gordo
La flaca asombraba lo veía
Por eso ella perjuraba
Que aunque sea con grúa se lo llevaría
No me llevaras a la sepultura
La tuya que es mi comadre,
pues madre no tengo ninguna”

Pobrecito peloncito
Ya quedo hecho cadáver
Y ahora si ya valió mamá
De aquí hasta el infinito.

Dicen que la calaca tilica y flaca anda rondando
a los Facebookeros se quiere llevar a unos cuantos a la tumba
nadie se lo toma enserio y siguen en el chisme.
Pero la calavera ya pronto vendrá.